martes, 4 de mayo de 2010

SEGURIDAD RADIOLOGICA DE LAS INSTALACIONES Y EQUIPOS


Los equipos de radiodiagnóstico médico deben cumplir en el campo de la seguridad radiológica
con las normas y reglamentaciones específicas. No obstante es conveniente resumir las principales recomendaciones internacionalmente aceptadas referidas a aspectos de seguridad radiológica de las instalaciones de radiodiagnóstico.

La sala de rayos X y el área para la consola de control deben:

�� Poseer barreras físicas con blindaje suficiente como para garantizar que se mantengan niveles
de dosis tan bajos como sea razonablemente posible, sin superar los límites o restricciones
dosis para exposición ocupacional y exposición del público.
�� Disponer de señalización reglamentaria y de restricciones para el acceso.

�� Ser de acceso exclusivo para el paciente y para el personal del equipo médico necesario
para la realización de los estudios y procedimientos radiológicos. Excepcionalmente se permite
la participación de acompañantes.
En particular, la sala de rayos X deberá contar con blindaje de espesores adecuados en las paredes,
piso, techo y puertas, compatibles con los límites de dosis vigentes y los factores de ocupación
de los locales vecinos.
En el local de la consola de control deben existir barreras estructurales de dimensiones y blindaje
que proporcionen atenuación suficiente para garantizar la protección del operador. Dentro del
área y en la posición de disparo, el operador deberá poder comunicarse eficazmente con el paciente
y observarlo mediante un sistema electrónico (televisión) o un visor (ventanilla) apropiado
que tenga, por lo menos, la misma atenuación calculada para la estructura. En caso de utilizarse
un sistema de observación electrónico se deberá prever la existencia de un sistema de reserva o
sistema alternativo para casos de falla electrónica.
En caso de que la consola de control esté dentro de la sala de rayos X, se puede utilizar un biombo
(mampara) fijado permanentemente al piso con una altura mínima de 210 cm.
La consola de control deberá estar ubicada de manera que durante las exposiciones ninguna
persona pueda entrar a la sala sin ser visto por el operador.
La sala de rayos X debe tener señalización visible en la parte exterior de las puertas de acceso,
incorporando el símbolo de radiación ionizante y leyendas que indiquen “rayos X” y la prohibición
de que ingresen personas no autorizadas.
Una señalización sobre la parte externa de la puerta de acceso (luz roja) deberá ser accionada
durante los estudios y procedimientos radiológicos indicando que el generador está encendido y
que hay exposición. Alternativamente puede adoptarse un sistema de accionamiento automático
de señalización luminosa conectado directamente al mecanismo de disparo de rayos X, para
fluoroscopía y tomografía computada.
Conforme lo establecen las Normas básicas de seguridad radiosanitaria, la autoridad de Salud Pública
inspeccionará periódicamente las instalaciones de rayos X, previamente habilitadas a fin de
verificar:

�� Las condiciones de seguridad de las instalaciones por medio de la evaluación de los niveles
de exposición en los lugares que puedan ser ocupados por el personal o el público; estos niveles
deberán ser tales que aseguren el cumplimiento de los límites de dosis establecidos.
�� La seguridad de los métodos de trabajo.
�� El empleo de los medios de protección adecuados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada